Seleccionar página

Si estudias bien tu rendimiento aumentará.
Si ya eres un buen estudiante y mejoras tus hábitos de estudio, tu rendimiento aumentará todavía más.
¿Lo intentamos? ¿Sí? ¡Así me gusta!

Una palabra clave: orden

Antes de estudiar…

  • Asegúrate de que tu habitación esté ventilada.
  • No sirve el comedor, ni la cocina ni el baño.
  • Tienes que estudiar EN TU HABITACIÓN.

Ordena tu cuarto

  • Antes de hacer los deberes. Es imposible estudiar BIEN en un lugar desordenado. Libros, tebeos, ropa tirada por ahí, juguetes…
  • Tu mesa de estudio debe estar despejada y limpia.
  • En ella, solo debes de tener los materiales de estudio. Nada que pueda distraerte.

Nada de tele ni radio.

  • Puedes escuchar música mientras estudias, si es de tipo relajante y el volumen es bajo. Pide a tus padres y herman@s que no hagan demasiado ruido.

Estudia con buena luz en una silla confortable

  • Asegúrate de que estás cómod@.

Asegúrate de que dispones de todo lo necesario

  • Libros, apuntes, folios, lápices… No puedes levantarte cada dos por tres para buscar algo que se te ha olvidado, si lo haces no podrás concentrarte.

Es importante que te encuentres bien

  • Merienda primero, ve al lavabo… Descansa un rato antes de comenzar. Si tienes sueño, hambre o estás nervioso te costará concentrarte.

Controla el tiempo de estudio

  • No dediques dos horas a lo que puedas hacer en una. Eso sí, tus trabajos, resúmenes y esquemas deben ser limpios y completos.

Concéntrate

  • Debes esforzarte por mantener la concentración y descansar, por ejemplo, quince minutos cada hora. Este descanso te conviene hacerlo fuera de tu habitación.
Recuerda:

Cuando lleves unos días estudiando de forma correcta te acostumbrarás y se convertirá en un hábito. Entonces, lo habrás conseguido.