Caracoles en mi mochila

 

Hemos creado Caracoles en mi mochila para ayudar a los niños a ser más felices. Para que entiendan que sentirse bien depende, en muchas ocasiones, de uno mismo. Porque la felicidad es una actitud ante la vida que también se aprende. ¿Queréis saber cómo lo haremos?

Lo mejor...

Enseñamos a los niños a construir su propia brújula. Eso les empodera, les hace independientes, autónomos, y, por tanto, dueños de su futuro.

 

Caracoles para familias

El bienestar de nuestros hijos depende, en buena medida, del modo en que se desarrolla la vida en familia. Por este motivo, os proponemos actividades y recursos encaminados a mejorar y enriquecer la convivencia en el hogar.

Caracoles en la escuela

Los maestros y profesores también formáis parte de nuestro proyecto. Como educadores, sois figuras indispensables en el camino que conduce a nuestros niños hacia la felicidad. Trabajamos desde una perspectiva global, holística e interdisciplinar y profundamente humanística.

 

El niño es el mago

 

En nuestro espacio, el niño es el mago, el malabarista, el escritor, el diseñador, el payaso, el hada buena, el príncipe valiente, el experto en nutrición, el león y el cordero, el héroe y el actor. Es quien juega y quien propone juegos. Es quien habla y quien escucha. Es quien observa y quien hace. Inventa, propone y opina.
Es el protagonista. Lo que dice se tiene en cuenta. Es quien tiene el bastón de mando.
Tiene mucho poder. Tiene tanto poder… ¡que hasta su sombra le obedece en todo!

Todo lo que hacemos en esta Casa está pensado para él, para que sea capaz de participar de forma activa en la construcción de su propio bienestar.

Caracoles para familias

El bienestar de nuestros hijos depende, en buena medida, del modo en que se desarrolla la vida en familia.

Caracoles en la escuela

Los maestros y profesores sois figuras indispensables en el camino que conduce a nuestros niños hacia la felicidad.

Historias de quita y pon

Juegos, cuentos, música, misiones, enigmas que resolver, obras de teatro que representar…

En caracoles en mi mochila…

 

Se tira el reloj.
Se piensa, se reflexiona.
Se crea, se comparte.
Se descansa. Se ríe.
Se abriga, se escucha, se habla.
Es un espacio libre de gritos, de ruido. En Caracoles, se susurra.
Se conversa, se liman asperezas.
Se aprende a aprender.
Se pide perdón.
Se regala.
No se juzga.
Se otorga valor. A uno mismo, al otro.
Se agradece.
Se llora (si es necesario)
Se abraza.
Se rescatan momentos para todo.
Se lee, se escribe, se cuenta, se piensa.
Se juega.

Últimas entradas del blog

Visita nuestro Blog y únete a nuestro equipo de caracoles

8 + 9 =

Si tienes alguna petición, duda o sugerencia ponte en contacto con nosotros, te atenderemos con la mayor rapidez posible.

Gracias por visitar nuestra casa.

Equipo de Universo Ilusionarium

 

Te animamos a publicar en nuestros blogs. Envíanos tu propuesta.